miércoles, 29 de mayo de 2013

Los juegos del hambre: reseña

Bienvenidos de nuevo a mi inexperto show. Hoy voy a dedicar un espacio en este blog a una de mis trilogías favoritas. Los Juegos del Hambre. Esta trilogía ha cambiado y apoyado a la vez mi perspectiva del futuro de la humanidad. He de decir que comparto totalmente mis ideales con los de Suzanne Collins. Apoyo firmemente mi teoría de un futuro en el que la moda será llevada a límites desorbitados. Tanto en el libro como en la película se pueden ver estos casos de fashion-victimismo. Uno de los mejores ejemplos es Effie Trincket:

Sin duda, si seguimos con nuestra obsesión por la delgadez y  la moda en  sí,
acabaremos en algo parecido a esto.


¿Que es muy bonita la primera foto? Vale. Pero si eso no es ser una fashion-victim, que alguien me diga lo que es. Por otra parte, los Juegos del hambre son, para mí, una mezcla de todo lo que debe contener un libro. Una revolución, distintas sociedades, una injusticia, y, por supuesto, el amor por encima de la vida de uno mismo. 
Sinopsis
LIBRO 1º
Katniss Everdeen ha estado encargada de su familia desde los 14 años. Junto con Gale, su mejor amigo, caza ilegalmente para sobrevivir. Una vez más, como todos los años, Katniss reza por que no salga elegido su nombre de la fatídica urna que escogerá a un chico y a una chica para que, junto con las demás parejas de los otros 11 distritos, se peleen hasta que sólo quede uno mientras los ricos del Capitolio se entretienen con estos juegos, bautizados como juegos del hambre.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     La suerte no está de favor de la familia Everdeen, porque la hermana pequeña de Katniss, Prim, sale elegida en la urna. Katniss se presenta voluntaria a una muerte segura por sustituirla y protegerla, mientras que en la urna de los chicos, sale justo quien no debía salir; Peeta Mellark, quien le salvó la vida a Katniss antaño.
Así, la pareja se enfrenta a los otros chicos en una arena que los junta intencionadamente para que peleen. Los demás tributos son una viva representación de todas las características humanas. Rue representa la inocencia, La Comadreja es astuta y lista, y los profesionales son orgullosos y engreídos. En un momento dado de los juegos, la regla de que sólo un vencedor puede ser coronado se revoca, y Katniss y Peeta se unen para luchar juntos. Tras la muerte del resto de tributos, la crueldad del Capitolio se demuestra cuando los obligan a matarse entre sí. Los chicos deciden suicidarse, pero, los Vigilantes se lo impiden, quedando así ellos como vencedores de los septuagésimo cuartos juegos del hambre.

LIBRO 2º                        
   Katniss y Peeta han sobrevivido a los juegos, pero hay una pequeña sorpresa que  los saca de su aparente tranquilidad. El malvado presidente de Panem, Snow, los obliga a entrar de nuevo en la arena, a luchar de nuevo , esta vez con otros vencedores más experimentados. Katniss y Peeta luchan de nuevo por sobrevivir, esta vez, no en una arena cualquiera, sino en un auténtico reloj del horror. Con cada hora, un nuevo peligro se desata. En la arena conocen a Finnick y a Mags, vencedores del distrito 4. Mags muere, pero el chico está decidido a permanecer en el grupo de Katniss y Peeta, y a sobrevivir. Más adelante, se forma una alianza entre ellos y Johanna Mason, que va acompañada de una mujer super inteligente a quien matan Brutus y Enobaria. 
El final de este libro es muy rápido y sucede en apenas un parpadeo.  Betee, un inteligente hombre, crea una trampa para electrocutar el lago, y mientras Katniss y Johanna están extendiendo el metal por la jungla, algo sucede arriba. Johanna le arranca el locadizador a Katniss del brazo y se marcha dejándola allí, desarmada. La chica malherida inicia una búsqueda descontrolada de Peeta, pero apenas vee nada , y un aerodeslizador se los lleva.
Katniss se despierta en el "aparentemente vacío y muerto" distrito 13, donde encuentra también a sus amigos, Finnick, y Betee. Cuando pregunta por Peeta, descubre que lo tienen preso en el Capitolio, y que Snow ha destruido su hogar, el distrito 12.

LIBRO 3º
La rebelión ha comenzado. Katniss es el símbolo de los rebeldes y tendrá que liderarlos en una batalla dura y cruel contra el Capitolio. Mientras, se esconde en el subterráneo distrito 13 mientras observa a un decrépito Peeta en la pantalla de su televisión. Es el cebo que Snow le ha puesto, y Katniss no parará hasta dar con él.    Los rebeldes avanzan, y un pelotón se adentra en las calles del Capitolio. Entre ellos, están Gale, Katniss, Finnick, y un Peeta que, aunque está rescatado, sufre trastornos provocados por sus torturadores que hacen que odie a Katniss. A la chica se le acaban las fuerzas, y sin el apoyo de Peeta, le será muy duro continuar su misión como Sinsajo. 
Tras muchos días durísimos, y la muerte de muchos de sus compañeros, entre ellos, su querido amigo Finnick, los rebeldes toman el Capitolio. En la última batalla, Gale lanza una bomba que mata a muchas personas inocentes, entre ellos, a Prim, la hermanita de Katniss. Ésta, que hasta el momento había estado dudando entre si escoger a Peeta o a Gale, toma la decisión definitiva, y deshecha a Gale, culpándolo de la muerte de su hermana. En el reconstruido distrito 12, Katniss y Peeta forman una pareja y, a la larga, tienen hijos.


My opinion
Para empezar, la trilogía, para mí, tiene una puntuación de 5 sobre 5. No tengo nada que reprochar, nada malo que decir. Estoy acostumbrada a los libros en tercera persona, pero, el hecho de que esté en primera hace que me sienta identificada con Katniss, que la comprenda más.
Una de las cosas que más me gustan del libro es el amor entre Peeta y Katniss. Ella es dura e inflexible, y, citando una frase de Gale:"elegirá a quien necesite para sobrevivir". En eso consiste su vida, en sobrevivir. Mientras tanto, Peeta vive por y para ella, la cuida, la protege, la ama sobre todas las cosas y lucha por ella, arriesgándose a morir incluso. Peeta es el remanso de paz de Katniss en medio del océano enbravecido de la revolución. Es el diente de león, es la paz, el amor, la conciliación, el chico del pan.
Desde luego, tengo que decir que la primera película, (hasta ahora, la única estrenada) representa muy fielmente lo que para mí significan los juegos. No me imagino a otra persona que no sea Jenniffer como Katniss, y por supuesto,  Peeta es el papel de Josh. Ambos saben meterse en sus personajes, sentir lo que ellos sienten e incluso tergiversar sus personalidades para adaptarse adecuadamente. 
En cuanto a Gale... humm, ¿qúe voy a deciros de él? A mucha gente le gusta, pero a mí nunca me ha gustado. Era demasiado típico, demasiado visto, el clásico chico perfecto, no acaba de convencerme. Por supuesto, Liam clava al personaje, pero, para mi gusto, eh... ¿cómo decirlo?... sobra.
Aquí os dejo unas fotos que os prometí de mi nuevo colgante de sinsajo, y algunas más:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada