miércoles, 31 de julio de 2013

Poema: La eterna libertad

Buenos días, amigos. Hoy quiero enseñaros un poema que escribí anoche. No lo he modificado, no he añadido nada. Tal y como me salió, aquí esta. Si os gusta decídmelo, por favor. 
Creo que está bastante claro su significado. No hace falta que lo explique.
Que os guste.

Y, quietecito en una rama,
miró de nuevo al vacío,
que, como un universo extendido,
parecía no tener fin.
Tantas veces lo hubo de ver,
intimidado y con miedo,
cuán de veces asomarse a él,
con el corazón sujeto,
para el vuelo poder emprender.
mas siempre se volvía,
dando pasitos para atrás,
le faltaba la valentía,
para al cielo saltar
Se tornaba y se volvía,
no pudiendo despegar.
No podre hacerlo, no seré capaz.
pensaba tras cada día.
No hacía más que pensar.
Mas un día,¡bendito día!
Se despertó con ganas de más.
Con lágrimas en los ojos,
dispuesto por fin a saltar.
Su corazón rojo, en llamas,
como nunca ha de bombear,
Sus alas, por fin abiertas,
se desperezan al despertar.
El tiempo ha de detenerse,
camina en silencio hasta el final,
y su respiración, ahora templada,
lo alienta a avanzar más.
Al lugar donde se empieeza,
donde el suelo halla final.
Al lugar donde se acaba, 
y se halla la verdad.
Donde la vela se enciende,
donde late la libertad,
donde el suspiro se funde,
con el más suave cantar.
Donde el niño se ríe, 
y el soldado halla paz
Donde el viento susurra
palabras de enamorar
Donde vive la plenitud,
y la muerte no alcanza,
jamás.
Y por fin, un pequeño salto,
decidido a comenzar,
lo impulsa hacia el cielo,
y lo zambulle en eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada